Son muchas y muy bonitas las páginas que se escriben cada día en la historia de la Asociación Pídeme la Luna y hoy sin duda se ha escrito una de ellas. Cuando hace muy pocos días se cumplía el sueño de Juan, uno de nuestros niños, prometimos a todos nuestros amigos y seguidores volver a contaros una nueva historia, una nueva aventura para Juan, (nuestro precioso campeón de 5 años) porque merece la pena.
Descubrimos también la gran ilusión que a Juan le hacía conocer el mundo de sus héroes: LOS BOMBEROS, porque Juan repite sin parar cada día; “yo quiero ser bombero”. Dicho y hecho, tiempo le faltaría a Pídeme la Luna para ponerse en contacto con el Jefe del Parque de Bomberos de Jaén: Manuel Escudero, sabiendo a ciencia cierta que nos abriría sus puertas de par en par como es habitual en él, porque Manuel Escudero y todo su equipo siempre saben dar lo mejor de sí mismos para hacer a nuestros niños de Onco-Hematología del Hospital Infantil de Jaén felices y colaborar incondicionalmente para ayudarles a cumplir sus sueños.
Nuestro querido Juan llegó al Parque de Bomberos acompañado de sus padres y su hermanito Pablo y él no se podía imaginar la sorpresa que le esperaba, cuando Tomás, un bombero excepcional como profesional y sobre todo como persona, saldría a su encuentro y lo acompañaría en todo momento para que pudiera disfrutar a tope de éste sueño tan deseado y en un derroche de paciencia y cariño le fue explicando a Juan todo lo que hacen sus héroes bomberos: como se forman, cuanto estudian, como trabajan en los diferentes rescates, que herramientas de trabajo utilizan para cada caso, la importancia de estar en forma a través del ejercicio físico, que trajes utilizan para cada emergencia etc. fueron muchas cosas más las que Tomás pudo explicar a Juan, que con una curiosidad insaciable preguntaba sin parar y atento lo escuchaba sin parpadear.
Pero lo que de verdad hizo vibrar a Juan de emoción y dar saltos de alegría y nervios fue subir al camión auto-escala de la mano de otro de sus héroes bombero: José, que con todo el mimo y cuidado del mundo lo sentó junto a él en el puesto de mando delante del monitor y pudo escuchar las explicaciones que les iba dando éste magnífico profesional y ver al mismo tiempo como se iba elevando cada vez más la gigantesca escalera, ó subir a la torre y subir al camión cisterna, escuchar la sirena ó ponerse la máscara de respiración, ó coger la enorme manguera y ver con qué fuerza salía el agua, otro momento emocionante fue cuando Salva le impuso el pin de los bomberos y Juan Ra le explicó todos los ejercicios físicos que hacen en el gimnasio etc. fueron infinidad de detalles los que el excelente Cuerpo de Bomberos de Jaén tuvieron con Juan, y para todos ellos enviamos todo nuestro cariño, gratitud y admiración.
No podemos olvidar otro momento muy emocionante que protagonizaron Juan y el Sargento Eduardo, dos grandes luchadores que se fundían en un tierno abrazo y en el que sobraban las palabras.
Por cierto, a nuestro querido Juan, de lo emocionado que estaba, le costaba trabajo dormirse esa noche, con gran ilusión memorizaba una y otra vez todas las vivencias cosechadas, pero al final se durmió muy feliz de ver su gran sueño cumplido: haber conocido muy de cerca a todos sus HÉROES, LOS BOMBEROS en un día difícil de olvidar, en el que la solidaridad una vez más ha sido otra gran protagonista.
Querido Juan, sigue soñando campeón, mientras, nosotros seguiremos alcanzando para ti: LA LUNA.
GALERÍA FROTOGRÁFICA:
¡¡Yo quiero ser bombero!! Junio 2019