Para la Asociación Pídeme la Luna es una tarea cotidiana convertir todos los sueños de nuestros niños de Onco-Hematología en una gozosa realidad, porque para eso nació y ese es nuestro gran y único objetivo: fabricar los más increíbles y mágicos sueños de todos nuestros campeones para hacerlos muy felices.

Hoy un nuevo protagonista vuelve a soñar, pero su sueño se ha quedado corto, porque nunca podría imaginar PEDRO, un precioso niño de 8 años muy inteligente y vivaracho, que la Asociación Pídeme la Luna pudiera colmar con creces su deseo y anhelo más preciado: pasar el Jueves Santo y Viernes Santo en Sevilla viendo sus majestuosas procesiones, algo que a PEDRO le apasiona, acompañado por sus padres y por nuestra incondicional voluntaria Ana Segura.

Pedro lo tenía muy claro, quería ver muchas procesiones y así fue como derrochaba energía e ilusión por las calles de Sevilla, desde la misma catedral, cuesta del bacalao, calle alemanes etc. contagiando su entusiasmo y alegría a todos sin querer perderse ningún detalle.

La emoción de Pedro se desbordó cuando llegó a la Basílica del Gran Poder y lo recibió el mismísimo Hermano Mayor Ignacio María Soro Cañas para darle la bienvenida y unas invitaciones que les permitiría estar sentados en la misma puerta de la Basílica y presenciar su majestuosa procesión con más de 3000 nazarenos. Ignacio Soro supo derrochar cariño y ternura con Pedro y su familia colmándolos de atenciones y explicándole muy detenidamente todos los detalles. No hay palabras para describir la mirada apasionada de Pedro ante el Gran Poder, al que también dirigió su oración por todos los niños de Oncología.

A continuación, Pedro llegó a la Basílica de la Macarena con sus 4500 nazarenos donde también fue recibido con mucho cariño por su Hermano Mayor José Antonio Fernández Cabrero. Pedro también quiso rezar ante la Macarena por todos los niños de Oncología. Enrique Espinosa y Ana María Velarde explicaron todo a Pedro y estuvieron muy cariñosos con él. Queremos agradecer muy especialmente la generosidad, categoría humana y elegancia de estos dos Hermanos Mayores que tan feliz han sabido hacer a Pedro.

Nuestro campeón supo también reponer fuerzas con un gran almuerzo para poder resistir hasta altas horas de la madrugada y disfrutar de un sin fin de procesiones que era el gran sueño de su vida: El Gran Poder, la Macarena, El Cachorro y La Soledad, Nuestra Señora de la O, el Cristo de los Gitanos, la Carretería con su Cristo de la Salud, Nuestra Señora del Mayor Dolor, Nuestro Padre Jesús Nazareno, Nuestra Señora del Patrocinio, Los Negritos, Virgen de la Lágrimas, la Esperanza de Triana etc. y como broche de oro el Viernes Santo un paseo en coche de caballos por los lugares más emblemáticos de Sevilla.
Nuestro querido Pedro nos ha dado una vez más una gran lección de fortaleza, valentía y espíritu de lucha y superación con esa gracia natural que tiene y esa gran alegría y buen humor que nos transmite a todos siempre.

P.D. Pedro ahora quiere hacer su propia cofradía y se ha llevado de Sevilla todos los elementos necesarios para constituirla.

GALERÍA FOTOGRÁFICA:
La grandeza de un sueño maravilloso. Abril 2022