Así, con ésta naturalidad, expresaba Antonio Francisco su sueño. En nuestra historia de hoy, el protagonista, es un jovencito de 14 años, amable, educado, buen estudiante y un buen niño, que ha sabido ganarse el afecto y el cariño de todos.
Pídeme la luna, es una fábrica de sueños mágica que está acostumbrada a hacer felices a los niños cuando más lo necesitan y como Pídeme la Luna seguirá para siempre manteniendo las buenas costumbres, ha conseguido para Antonio Francisco el mejor ordenador portátil, el más bonito,mucho más de lo que él había soñado. Nuestra fábrica de sueños ha pensado que Antonio Francisco se merecía algo más y junto con este maravilloso ordenador podrá disfrutar con un ratón inalámbrico, un disco duro fantástico de gran capacidad donde podrá archivar todas sus tareas y un pendrive muy original de uno de los personajes de “Star Wars” chulísimo, que le ha encantado.
Antonio Francisco es un joven tímido, pero Pídeme la luna ha sido capaz de hacerlo sonreír …y mucho. Aunque estaba bastante nervioso mientras habría su ansiado regalo, ha disfrutado de lo lindo, cuando ha descubierto la sorpresa que él jamás se hubiera imaginado. Por un momento Antonio Francisco ha enmudecido, pero es que cuando un niño expresa tanta gratitud con sólo un gesto, las palabras sobran.
Ésta tarde hemos vuelto a disfrutar de una bonita historia en la tercera planta de Onco-Hematología del hospital materno infantil de Jaén.
Antonio Francisco eres increíble. Ten presente SONREÍR siempre, como lo has hecho hoy.
Te queremos mucho campeón.

Galería Fotográfica:
El sueño de Antonio Francisco. Abril 2018