La grandeza de un pueblo

La Asociación Pídeme la Luna visita el municipio jiennense de Navas de San Juan situado en la comarca del Condado, rodeado por un inmenso mar de olivos y custodiado por el Santuario de su Patrona la Virgen de la Estrella, una preciosa imagen a la que los naveros veneran y quieren con locura, encontrando en Ella cada día su protección y consuelo.

Descubrimos la grandeza de la gente de este pueblo, gente de gran corazón y espíritu solidario que nos recibieron con los brazos abiertos. En Navas de San Juan encontramos a un Alcalde comprometido y generoso: Joaquín Requena, al Concejal de Agricultura y Medio Ambiente: Francisco Selfa, la Concejal de de Empleo y Desarrollo: Paqui Palomares y la Concejal de Cultura y Educación: María José Martínez, todos ellos nos dieron una cariñosa bienvenida en el Salón de Actos “Miguel Hernández” y tras proyectar nuestro vídeo de presentación se impartió una charla para que todos pudieran conocer la labor que cada día venimos desarrollando con nuestros niños de Onco-Hematología del Hospital Infantil de Jaén.

Nuestra coordinadora en Navas de San Juan: Apolonia Requena, de la que siempre recibimos un gran apoyo en nuestra asociación sería la encargada de atender el stand con la ayuda de las voluntarias Luisa y Marisa y difundir nuestro cuento solidario “El Águila y el Gorrión” y otros artículos de merchandising con los que financiamos todas nuestras actividades.

Francisco Selfa sería posteriormente también el artífice de organizar además durante una semana completa las Jornadas Anti-Cáncer en las que la comida saludable y el deporte serian los grandes protagonistas. Una iniciativa que llenó de entusiasmo e hizo vibrar a los naveros de todas las edades participando con ilusión en una marcha y una carrera solidarias cuya recaudación íntegra de las inscripciones ha sido destinada a la Asociación Pídeme la Luna para que nuestros niños de Onco-Hematología sigan cumpliendo todos sus sueños.

No podemos olvidar a personas tan ejemplares y generosas como Palmira García que nos hizo degustar a todos magníficas variedades de comida saludable. A la entrañable abuelita Ginesa Torres que supo ganar con tanta gracia y entusiasmo la marcha solidaria con esos años llenos de vida. A Julián el pistachero por sus ricos pistachos y donativo generoso y a todos los patrocinadores que hicieron posible este bonito día en Navas de San Juan, a Protección Civil, fotógrafo, Policía Municipal etc.

Para todos ellos nuestro cariño y gratitud.
La grandeza de un pueblo. Navas de San Juan. Julio 2017